• Pablo Cabrerizo

Tu casa ideal

Claves para saber qué tipo de casa necesitas para vivir.

Seguro que ya has visto en televisión programas sobre casas en miniatura en las que te sería prácticamente imposible vivir más de dos días.


Según la Ordenanza de Ciudad Real, la superficie mínima de una vivienda ha de ser de 25 m2 (metros cuadrados) útiles, de los cuales al menos 12 deben estar destinados al dormitorio principal que, en principio, puede estar ocupado por 2 personas. Sin embargo hay familias compuestas por 2 personas que, viviendo en un piso de 80 m2 tienen problemas de espacio.


Hoy en día cada familia tiene unas necesidades y hábitos distintos. En primer lugar debes preguntarte si el lugar en el que vives ahora cumple tus necesidades, si estás cómodo. Ojo, no es fácil, a veces nos acostumbramos a ciertas incomodidades y las normalizamos, debes analizar con atención tus actividades diarias en casa.


Si en base a eso has decidido que tienes que hacer algo, antes debes saber qué es lo que necesitas y cuánto te costaría. Para saberlo puedes preguntar a tu arquitecto, pero el que mejor sabrá lo que necesitas eres tú mismo. Para empezar puedes medir la superficie de las estancias de tu casa y anotar un cálculo aproximado de lo que realmente necesitas. Verás que no siempre necesitarás una pieza habitable mayor sino que a veces con menos espacio estarías más cómodx. Por ejemplo cambiando una bañera por una ducha, un pasillo demasiado largo, un recibidor desproporcionado, una habitación enorme con un armario pequeño, etc...


Olvídate de los convencionalismos y de los pisos y viviendas que estamos hartos de ver, todos iguales, y piensa cómo podrías estar más confortable, cuestiónate todo lo que tienes.

  • ¿En qué estancia preferirías pasar más tiempo y en qué horario?

  • ¿Cuántas veces cocinas a la semana? y ¿realmente te molesta el olor a comida recién hecha?

  • ¿Tienes suficiente espacio de almacenaje o no quieres tanto para poder controlar tu síndrome de diógenes?

  • ¿En la terraza o patio cabe todo lo que te gustaría?, ¿pasarías más tiempo en ella si fuera mayor o la tienes y lo único que te da es trabajo?

  • ¿Tienes una o dos bañeras de adorno porque lo tuyo es la ducha o simplemente no la usas porque no cabes en la que tienes?

  • ¿Tus hijos tienen la casa llena de trastos porque no caben en su habitación?

  • etc...

Una vez analizado todo y ahora sí, con la opinión de un arquitecto, podrás decidir si con una pequeña reforma en casa y una inversión razonable es suficiente o bien necesitas mudarte ya sea a un piso nuevo, uno antiguo para rehabilitar o una casa diseñada para ti como una camisa, a tu medida.


© copyright 2020. Todos los derechos reservados    www.cabrerizoarquitecto.com